London


Londres es una ciudad cosmopolita, llena de atractivos turísticos sin perder su esencia British y  además siempre dispuesta a darte la bienvenida, Welcome!
La capital británica además posee mucha personalidad y carisma, sus cabinas rojas de teléfono (un compañero de fotografía obligatoria), sus autobuses de doble planta rojos, sus taxis elegantes, los bobies y los Beefeaters...y sobre todo ese amor incondicional hacia toda la Familia Real y en especial hacia la Reina Isabel. Una de nosotras vivió un tiempo aquí y he de decir que es mi ciudad favorita ;)





Para viajar a Londres desde Gipuzkoa nosotras solemos comparar los vuelos del aeropuerto de Loiu (Bilbao), el de Santander o el de Biarritz. Últimamente los vuelos de Ryanair que salen desde Biarritz son los que ofrecen mejores precios a las ciudades Europeas, por lo que optamos por coger el vuelo desde allí. Si decidís volar con Ryanair tenéis que tener en cuenta que han cambiado su política de equipaje de mano, os dejamos aquí el link con toda la información, os recomendamos que cojáis el acceso priority, cuesta unos 6€ por pasajero y trayectoria, accedéis primero al avión y no tendréis problema en subir la maleta de mano y un segundo bolso.

En cuanto al alojamiento, la ciudad esta llena de pequeños hotelitos tipo  "Bed & Breakfast" con mucho encanto, esta vez en cambio, osotras optamos por un hotel que nos recomendaron, es gigantesco pero está a buen precio, bien situado y con un buen servicio de desayuno buffet.




El primer día de nuestra visita, después de llenarnos de energía con un buen desayuno ingles, fruta, tostadas, café y bacon, decidimos visitar los museos por los que habíamos viajado hasta Londres. Primero fuimos al Victoria and Albert Museum, donde como ya os hemos contado aquí pudimos admirar la exposición Balenciaga: Shaping Fashion y después, caminando fuimos al Kensington Palace  para poder ver la exposición Diana: her Fashion story, de la que os hablamos aquí.



Siempre que viajamos a una ciudad nos encanta pasear por sus lugares, fuimos caminando hasta el Buckingham Palace pasando por Hyde Park, el pulmón de la ciudad. Desde aquí caminamos hasta el Parlamento, pena que el Big Ben está de obras y no pudieramos escuchar su característico carillón. Cruzamos el puente, Westmister Bridge,  para ir al London Eye, una de las norias más grandes del mundo, si no tenéis vértigo os aconsejamos que subáis,  las vistas son alucinantes y la experiencia lo merece, sobre todo al atardecer.





Para terminar el día nos acercamos a Oxford Street, la calle más comercial, llena de gigantescas tiendas, no podíamos irnos sin visitar la tienda de GAP que nos encanta y la de Victoria´s Secret. Os recomendamos que leáis este blog, Un blog y un paraguas, esta genial y os explican todas las tiendas divididas por zonas y además de recomendaros sitios donde comer algo.




Nosotras le hicimos caso y ese día cenamos en un Burger muy chulo, Byron se llama, las hamburguesas están riquísimas y acompañadas de una Cider (sidra inglesa) todavía mejor.




El segundo día en Londres lo aprovechamos para visitar Camden Town, un lugar con personalidad, fachadas de edificios muy decorados, tiendas extravagantes y un mercado donde poder encontrar productos muy originales. Además podéis encontrar zonas donde poder pedir street food, desde zumos naturales, cafes o noodles.



Como el segundo día estábamos muy cansadas cogimos el metro para acercarnos a Notting Hill, una zona que nos tiene enamoradas, calles llenas de casitas de colores, tiendas que sacan puestecitos a la calle...un barrio de ensueño. Para descansar fuimos a un bar que nos llamo la atención, The Duke of Wellington, nos pedimos unas copas de vino y unas alitas de pollo con salsa alioli que estaban para chuparse los dedos.




Después de sacarnos fotos chulísimas entre las calles de Notting Hill y buscar la librería en la que se grabó la famosa película, con el mismo nombre, protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant,  cogimos el metro para acercarnos al Tower of London, otro lugar de visita obligatorio, este lugar es una de nuestros favoritos, ese aire fresco que llegar del  río, la torre tipo fortaleza, la mezcla del puente levadizo antiguo con los edificios modernos acristalados, una mezcla rompedora que nos apasiona. 


Después volvimos al metro para ir al centro, paseamos por las luminosas calles de compras y pasamos por Picadilly Circus,  para llegar a la tienda de M&Ms , imposible no entrar, sacarse fotos y comprar diferentes tipos de dulces de chocolate. De allí pasamos a China Town, este barrio nos encanta, tienes cosas y productos super diferentes y parece que de repente has viajado hasta China. Allí cenamos en uno de sus numerosos restaurantes, nos costó elegir, pero acertamos en la elección. Pedimos unos noodles con pollo, con ternera y verduras,  acompañado de una copa de vino blanco, todo estaba riquísimo.


¿Qué os ha parecido nuestra escapada? ¿Os gusta Londres? ¿Qué os gusta hacer en vuestras escapadas por las ciudades? Contádnos vuestros gustos. 


Comentarios

Publicar un comentario

¡Sigue a las B-Ladies!








¿Quieres aparecer en nuestro blog?

Si quieres que hablemos de ti y de tu proyecto ¡CONTÁCTANOS!.
A las B-Ladies nos apasiona conocer gente emprendedora y apasionada.

ladiesinabalenciagadress@gmail.com

Entradas populares